Anímate Aprender Cómo Sembrar Pimiento En Casa Solo En Minutos

Aprender cómo sembrar pimiento en casa es algo sencillo, tan solo toma seguir algunas reglas esenciales y podrás tener a la mano esta vegetal indispensable en la cocina. Sin embargo, debes poner especial atención al tema de las plagas pues estas podrían arruinar las intenciones de iniciar tu propio huerto de pimientos.

Con la intención de que te conviertas en un experto en la materia, debemos indicar que hay una gran variedad de pimientos entre los que se encuentran:

Dulces: Son los pimientos verde italiano, morrón y el amarillo. Estos se pueden comer crudos (en ensaladas y sándwiches, por ejemplo) y cocidos para la elaboración de guisos, entre o tras cocciones.
Picantes: Se caracterizan precisamente por su sabor picante (chile).
En conserva: Son elaborados para luego ser utilizados en ensaladas, guisos, carnes, entre otros.
Pimientos secos: Estos, luego de cultivados, se dejan secar y se utilizan, igualmente en la elaboración de guisos. Ejemplo de estos pimientos el el choricero, muy utilizado en la cocina española.

Pasos Para Aprender Cómo Sembrar Pimiento En Casa

Antes de comenzar con los detalles para que aprendas a cómo sembrar pimiento en casa, debes tomar en cuanta que este vegetal es muy sensible al frío, por lo tanto, es altamente recomendable esperar a que el invierno termine y que la primavera se haya asentado. Ahora sí, a continuación te mostramos cómo sembrar pimiento en casa.

Recipiente: Este debe ser lo suficientemente profundo, y con tierra bien abonada, para albergar las semillas que serán colocadas a una profundidad de dos a tres milímetros aproximadamente. Debe procurar que las semillas estén separadas y así evitar el crecimiento de plantas débiles.
Constante chequeo: Luego de plantadas las semillas, comienzan a germinar entre ocho y veinte días. Deberá estar pendiente de este proceso pues es entonces cuando deberá mudar los plantones.

Macetas: En su nuevo hogar, la tierra deberá estar bien abonada y aireada, enriquecida con humus de lombriz . Es necesario ubicar los pimientos en un lugar bastante soleado.

En el suelo: A igual que en las macetas, la preparación del suelo, con humus de lombriz, es vital antes de proceder a la plantación.

Es importante recalcar la necesidad de dar espacio suficiente a las plantas para que crezcan sin problemas. La separación entre una y otra deberá ser mayor a los cuarenta centímetros de distancia.

Riego: El riego no debe ser excesivo pues se podría perder la cosecha debido a la sensibilidad de los pimientos a la humedad. Es necesario un buen sistema de drenaje en el sustrato para evitar que su asfixia.

Aprende cuáles son las mejores plantas para jardines verticales

Consejos a la hora de cómo sembrar pimiento en casa

Alguno de los cuidados de la planta de pimiento son los siguientes:

En caso de que la planta esté floreciendo y todavía no se ven los frutos, es conveniente sacudirlas a diario con bastante suavidad.

Suele presentarse una pigmentación oscura en los tallos de los pimientos, es algo de lo que no hay que preocuparse pues es señal de que está en proceso de maduración, no es enfermedad.

La recolección de los pimientos se puede realizar independientemente del color que presenten. Los puede tomar cuando todavía están verdes, si bien lo desea puede esperar a que se tornen amarillo, naranja o rojo. Cuando presentan color rojo, los pimientos suelen ser más dulces o más picantes, según el tipo de pimiento.

Los pimientos se deben cortar por los tallos utilizando un cuchillo o una tijera. Es aconsejable dejar un pedazo de tallo en el pimiento para una mejor conservación la momento de su almacenamiento.

Como recomendación adicional, en caso de recolectar los pimientos mientras están en color verde, la planta continuará dándole sus frutos.

Mira cómo conservar los pimientos 

Los mejores pimientos para el proceso de conservación son los que tienen las siguientes características: Firmes, brillantes, lustrosos y sin arrugas o golpes. Si su tallo está bien verde es mucho mejor.

El vinagre que se a utilizar debe ser neutro (blanco). Entre tanto, los pimientos deben ser horneados previendo no ablandarlos mucho. Con respecto al envasado, se debe eliminar el aire que pueda entrar en el recipiente de vidrio cuanto se introduzca el pimiento. Para ello, se remueve el contenido de envase con un tenedor. Así se evita la proliferación de hongos en el envase.

Los envases, de vidrio, debes pasar por un proceso de esterilización antes de introducirles los pimientos. La esterilización es sencilla, solo basca introducirlos en una olla con agua hirviendo por unos cinco minutos. Luego se retiran y se colocan boca abajo sobre un paño para que escurran el agua.

continuación te mostramos uno de los métodos para conservara los pimientos

Ingredientes:
⦁ Pimientos rojos
⦁ Medio litro de vino blanco
⦁ Medio litro de vinagre de vino
⦁ 2 hojas laurel
⦁ 2 dientes de ajo
⦁ Sal y pimienta en grano
⦁ Aceite

Preparación 
En primer lugar, se debe lavar bien con agua fría los pimientos. Posteriormente se debe tostar suavemente procurando que no se queme. Luego de este proceso se debe cortar el pimiento justo en medio, se remueven las semillas y las partes blancas para proceder a cortar en finas tiras.

En una olla, a fuego moderado, se verte el vino jugo con el vinagre y se le agrega una cucharada de aceite y sal, hasta que este a punto de ebullición. en ese momento se agregan las tiras de pimientos y se deja hervir por cinco minutos.

 

Una vez transcurrido ese tiempo, se apaga el fuego y se deja la olla bien tapada. Minutos más tarde, se deben colar los pimientos, se dejan escurrir sobre una toalla y se colocan en el envase de vidrio esterilizado. Se le agregan las hojas de laurel, el ajo, y los granos de pimienta.

 

Se debe cubrir con aceite y se debe cerrar de manera hermética. Usted podrá disfrutar de los pimientos luego de 24 horas de el proceso anteriormente descrito.

En una cacerola colocar el vino, el vinagre, una cucharada de aceite y sal a gusto. Luego llevar a fuego moderado hasta que rompa el hervor.

 

Cuando comience a hervir, agregar las tiras de pimientos y dejar en ebullición 5 minutos. Apagar el fuego y dejar la cacerola tapada unos minutos.

Pasado los minutos, colar los pimientos y dejarlos escurrir sobre un paño limpio para que eliminen todo el líquido. Luego, colocarlos en un frasco previamente esterilizado y agregar las hojas de laurel, los dientes de ajo y los granos de pimienta. Cubrir todo con aceite y cerrar herméticamente. Los pimientos podrán ser consumidos pasada las 24 horas.

Entérate cómo hacer un jardín vertical aquí 

Otro método para conservar los pimientos 

A continuación se asan los pimientos, se preservan con sal, vinagre y aceite.
Para elevar los niveles de ácido e implementar un sabor con mayor intensidad se debe sumergir en vinagre.

los pimientos se deben asar hasta que alcancen una tonalidad oscura. Existe una pequeña diversidad en la piel de los pimientos. Los delgados, como el piquillo, pueden presentar todo un reto para pelarlos a menos que hayan alcanzado la carbonización al momento se ser asados.

los pimientas asados se deben cocinar la vapor, en una bolsa de papel por unos cuantos minutos. Por el tiempo que se toma esta cocción, puedes realizar otras actividades. Luego de la cocción, se pueden conservar en vinagre.

Como ya lo sabrá los pimientos que quedan rostizados, por su sabor, se usan en salsas, sobre la carne asada o a la parrilla. Una vez que tenga su propio huerto de pimientos en casa, podrá disfrutar de uno de los vegetales más utilizados en la cocina.

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *